daily biblical sermons

ENGLISH VERSION »
HOMBRES NUEVOS EN JESUCRISTO
Fr. Steven Scherrer, MM, ThD
Homilía del jueves, 29ª semana del año, 24 de octubre , 2013
Rom. 6, 19-23, Sal. 1, Lucas 12, 49-53


"Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia" (Rom. 6, 19).


Vivimos una vida nueva ahora en Jesucristo. Morimos a nuestra vida vieja y resucitamos con Cristo a una vida nueva. Su muerte nos libra del pecado y de la culpabilidad al pagar nuestra deuda de sufrimiento en castigo por nuestros pecados, en vez de nosotros pagándola. Así, pues, por la muerte de Cristo, a través de nuestra fe, somos hechos libres, hombres nuevos en Jesucristo, una nueva creación. Y como Cristo resucitó de la muerte, nosotros también participamos en su resurrección, viviendo en Cristo resucitado, andando en la luz de su resurrección con su justicia resplandeciendo en nosotros, ya que somos libres ahora de nuestros antiguos pecados y de la culpabilidad. Así Dios nos hace nuevos y justos con la justicia del mismo Cristo en nosotros.


Andemos, pues, ahora en la novedad de vida. Su muerte y resurrección han venido a ser nuestro pasaje de la muerte a la vida. "Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva" (Rom. 6, 4).


Ahora, pues, debemos vivir de una manera nueva en este mundo, no más sirviendo al pecado, sino a la justicia. Así debe ser, porque "los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos" (Gál. 5, 24). Ahora, pues, "si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu" (Gál. 5, 25). Todavía podemos pecar. Por eso san Pablo nos dice: "andemos también por el Espíritu" (Gál. 5, 25). Es decir, tenemos que hacer un esfuerzo para no pecar, sino que más bien debemos vivir conforme al Espíritu, crucificando la carne con sus pasiones y deseos (Gal. 5, 24). No debemos imitar el estilo de vida del mundo, sino andar en el Espíritu. Por eso "no os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento" (Rom. 12, 2).


Librados de nuestros pecados pasados y de la culpabilidad que los acompaña por la muerte de Cristo y andando ahora en la luz de su resurrección, tenemos que hacer un esfuerzo de no caer otra vez en lo de lo cual Cristo nos libró, porque "los que viven según la carne no pueden agradar a Dios" (Rom. 8, 8). Sus mentes están fijadas en el pecado. "Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis" (Rom. 8, 13). "Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación" (1 Tes. 4, 7). "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Rom. 6, 23).


Cambiemos, pues, nuestra manera de vivir, para vivir en adelante no más como el mundo alrededor de nosotros, sino como la nueva creación que Dios nos hizo en Jesucristo (2 Cor. 5, 17).

 

Archives
» 2014-2015 Year B Spanish
» 2013-2014 Year A Spanish
» 2012-2013 Year C Spanish
» 2011-2012 Year B Spanish
» 2010-2011 Year A Spanish
» 2009-2010 Year C Spanish
» 2008 - 2009 Year B Spanish
To receive my current daily Biblical sermons by email
Subscribe to DailyBiblicalSermons Free:
Enter Your Email Below and Click Subscribe




See my books!

Desert Living

Desert Living

Desert Living

All books are available and searchable on Amazon and Kindle.

Daily Biblical Sermons
© Copyright 2007-2009 Rev. Steven Scherrer, www.DailyBiblicalSermons.com. All are welcome to use the materials on this site, either via spoken or written form. However, if used in written form or retransmitted via internet or email, please INCLUDE the above copyright indication. Thank you.