daily biblical sermons

ENGLISH VERSION »
LOS DOS GRANDES MANDAMIENTOS
Fr. Steven Scherrer, MM, ThD
Homilía del lunes, 27ª semana del año, 07 de octubre , 2013
Jon. 1, 1-2, 1. 11, Jon. 2, Lucas 2


"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo" (Lucas 10, 27).


Estos son los dos grandes mandamientos de Jesús, amar a Dios con todo nuestro corazón y alma, y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Entonces se le preguntó: "¿Y quién es mi prójimo?" (Lucas 10, 29). Respondió al hablar del buen samaritano, explicando que nuestro prójimo es cualquier persona que tiene necesidad de nuestra ayuda, aun si no es de nuestra nación o religión.


Amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con todas nuestras fuerzas, y con toda nuestra mente es una cosa muy grande. Es una manera completamente nueva de vivir en este mundo. Dios nos salva en Jesucristo, perdonando nuestros pecados por nuestra fe en su muerte en la cruz, donde él pagó nuestra deuda de sufrimiento en castigo por nuestros pecados, librándonos justamente de ellos y de la culpabilidad, haciéndonos hombres nuevos y una nueva creación. En adelante debemos vivir para el que murió y resucitó por nosotros (2 Cor. 5, 15). Ahora, pues, queremos encontrar todo nuestro deleite en él, y por eso vivimos una vida sencilla, renunciando a un estilo mundano de vida, perdiendo nuestra vida en este mundo por amor a Dios, para encontrarla verdaderamente en él (Marcos 8, 35).


Entonces, ¿qué debemos hacer con nuestro tiempo? Debemos servir a nuestro prójimo. Lo amamos al servirlo, como el buen samaritano sirvió al hombre que fue dejado medio muerto por los ladrones. Podemos servir a nuestro prójimo en nuestro trabajo y en nuestra conversación amigable con él. También podemos servirle y amarle al darle el testimonio de nuestra manera de vivir sólo para el Señor con todo nuestro corazón, alma, fuerzas, y mente. Podemos darle el ejemplo de una vida que busca todo su deleite en el Señor. Tan sólo este testimonio puede ayudar mucho a nuestro prójimo. Le muestra cómo él también debe vivir. Viendo que hay personas realmente tratando de vivir así animará a muchos a tratar de seguir el primer mandamiento más seriamente ellos mismos. Y también con nuestra palabra podemos ayudarlo, explicándole cómo una persona debe vivir conforme a la voluntad de Dios.


Cada trabajo tiene oportunidades y maneras para amar y servir a nuestro prójimo. Una enfermera sirve a los enfermos, un profesor sirve a sus estudiantes, y un sacerdote escribe y predica sermones para iluminar la mente e inspirar el espíritu de los que lo oyen. Él les predica la buena nueva de nuestra salvación y vida nueva en Jesucristo por medio de nuestra fe en él, y perdona los pecados en el sacramento de reconciliación (Juan 20, 22-23), donde él aplica a su prójimo los méritos de la muerte de Cristo en la cruz, por los cuales Dios perdona todo pecado.


Todos son llamados a amar a Dios y al prójimo de maneras siempre más profundas, y así crecer en la santidad.

 

Archives
» 2014-2015 Year B Spanish
» 2013-2014 Year A Spanish
» 2012-2013 Year C Spanish
» 2011-2012 Year B Spanish
» 2010-2011 Year A Spanish
» 2009-2010 Year C Spanish
» 2008 - 2009 Year B Spanish
To receive my current daily Biblical sermons by email
Subscribe to DailyBiblicalSermons Free:
Enter Your Email Below and Click Subscribe




See my books!

Desert Living

Desert Living

Desert Living

All books are available and searchable on Amazon and Kindle.

Daily Biblical Sermons
© Copyright 2007-2009 Rev. Steven Scherrer, www.DailyBiblicalSermons.com. All are welcome to use the materials on this site, either via spoken or written form. However, if used in written form or retransmitted via internet or email, please INCLUDE the above copyright indication. Thank you.